México, D. F., a 24 de Niviembre de 2003
Boletín 1169/03  

 

En Tijuana, Baja California


DETIENEN A JOSÉ ALBERTO MÁRQUEZ (A) “EL BAT”, VINCULADO A LOS “ARELLANO FÉLIX”


•    Lo detuvieron junto con ocho cómplices.

•    La PGR lo considera probable responsable del atentado al periodista Jesús Blancornelas.


La coordinación oportuna entre la Procuraduría General de Justicia del Estado de Baja California, la Secretaría de la Defensa Nacional y la Agencia Federal de Investigación, hizo posible la captura de José Alberto Márquez Esqueda o Francisco Javier Moreno Molina, alias “El Bat”, quien se desempeñaba como sicario de la organización delictiva de los hermanos “Arellano Félix”.

La detención se llevó a cabo el pasado 22 de noviembre del 2003, a las 7:00 horas (hora local), en un predio baldío de la calle Comisario cerca de la calle Ejido Primo Tapia, colonia Buenos Aires Norte, en Tijuana, Baja California.

La eficaz coordinación entre autoridades del Estado y la Federación, permitió asegurar un arsenal importante al sicario referido, pues precisamente al momento de su detención pretendía cambiar de lugar 20 armas de fuego largas y 18 armas de fuego cortas, las cuales ahora serán examinadas pericialmente para determinar si están relacionadas con ejecuciones.

Además de la detención de José Alberto Márquez, elementos de las autoridades coordinadas también lograron detener en el mismo lugar a ocho de sus cómplices, quienes responden a los nombres de Olivio Rubén Lamas Palomar, Ricardo Castro Montijo, Luis Fernando Velásquez García, José Alfredo Castro Montijo, Carlos Pérez Alvarado, Oscar Esteban Chávez Hernández, José Agustín Chávez Hernández y Pascual Chávez Bernal.

La Procuraduría General de Justicia del Estado de Baja California lo ubica como probable responsable de cinco homicidios o ejecuciones que se investigan en las averiguaciones previas locales números 262/03/201, 168/03/200, 7334/03/200 y 4387/03/206.

A su vez, la Procuraduría General de la República lo considera probable responsable del atentado perpetrado contra el periodista Jesús Blancornelas, ocurrido en la ciudad de Tijuana, Baja California, en 1997, y es de los principales ejecutores de la organización delictiva de los hermanos “Arellano Félix”; sin embargo, en 1993 por encontrarse preso en la cárcel de San Diego, California, le impidió participar en la balacera de Guadalajara, donde perdiera la vida el Cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo, pero conoció de cerca a los principales protagonistas.

En Estados Unidos de América tiene orden de aprehensión por el delito de homicidio, ya que junto con su finado compadre, David Barrón Corona, alias “El Ch”, Marco Antonio Quiñónez, alias “El Pato” y Alfredo Araujo, alias “El Popeye”, formaban una célula importante de la “MM” o “Mexican Mafia”.